Este 2020 ha sido un año histórico para el comercio online. Con un reciente CyberMonday que concluyó con 3 millones y medio de transacciones a nivel nacional y un total de ventas de US$305 millones según cifras entregadas por la Cámara de Comercio. Las proyecciones de crecimiento muestran la importancia de tener hoy un negocio con presencia digital. 

Pero los desafíos de esta transformación nos obligan a pensar más allá de simplemente montar una tienda online. Hay una serie de decisiones que nos ayudarán a implementar mejor nuestro negocio y entregar un servicio que nos vuelva más competitivos. 

Lo que debo considerar antes de digitalizar mi negocio

¿Por dónde empezar? Muchos micro emprendimientos que nacieron durante la pandemia lo hicieron de manera informal, sin una página web y usando canales de venta alternativos como algunas redes sociales. 

Aunque puede que estos canales te hayan servido para comenzar, es importante que consideres plataformas escalables, es decir, que sean capaces de adaptarse al incremento de tus ventas y a crecer con tu negocio. 

Plataformas

Tener una tienda online te permite manejar múltiples clientes, que la audiencia reconozca tu marca y sienta más confianza al momento de comprar y sumar nuevos clientes si desarrollas una buena estrategia de posicionamiento para recibir mayor tráfico desde los motores de búsqueda. 

Lo más importante es que consideres tu presupuesto y el nivel de entendimiento que posees para manejar un sitio web. Así puedes escoger entre:

Desarrollar un sitio web propio con sistemas como WordPress. Esta opción te permite personalizar mejor tu tienda online aunque es recomendable que le encargues este trabajo a expertos para que no tengas problemas con las pasarelas de pago u otros plugins. Además, recuerda mantener tu sitio actualizado para evitar vulneraciones de seguridad. 

Armar tu tienda a través de plataformas como Jumpseller o Shopify. Su navegación es muy amigable, no necesitas ser un experto para montar tu tienda online. Además, la mayoría de estas plataformas te ofrece un servicio completo que contempla dominio, hosting y servicio técnico. Se preocupan de que tu sitio funcione 100% independiente de cuánto flujo de visitas recibas (importante para eventos tipo Black Friday). Todo a cambio de una cuota mensual que parte desde los $14.000. 

Si optas por alguna de estas compañías te recomendamos revisar sus precios, si cobran comisión por ventas y si cuentan con las integraciones necesarias para funcionar en Chile: pasarelas de pago como Transbank, o aplicaciones para couriers nacionales como Correos de Chile. 

Por último, puedes vender a través de un Marketplace como Mercado Libre. Hoy en día incluso el retail ha implementado esta modalidad para incluir a proveedores del área del emprendimiento en sus tiendas virtuales. Su principal ventaja es que no necesitarás manejar tu propio sitio web, pero sí pagar una comisión por cada venta que hagas a través del sitio.

Medios de Pago 

Cuando se trata de comercios online lo más importante es hacer el proceso de venta lo más sencillo posible para nuestros clientes. En este sentido, es importante ofrecer la mayor variedad de métodos de pago en tu web. Cada día vemos un mayor número de aplicaciones que te permitirán recibir pagos a través de tarjetas de crédito, débito, transferencias bancarias, pagos internacionales y pago con cuentas match. 

Es aconsejable que revises las comisiones de cada plataforma y escojas aquellas que ofrezcan mayores beneficios para tu negocio. Y no olvides verificar que puedan integrarse con tu sitio web ya sea WordPress, o plataformas como Jumpseller. 


Canales de comunicación

Uno de los grandes desafíos del comercio online es lograr una comunicación fluida con los clientes, similar a la que reciben en tiendas físicas. Para esto existen estrategias de omnicanalidad que apuntan a que si un cliente te contacta por x medio, su requerimiento pueda ser resuelto por cualquier canal de atención. 

Pero para emprendimientos de menor tamaño es importante contemplar cuál es tu capacidad para administrar los distintos canales de comunicación. Recuerda, no sólo es importante ofrecerle variedad a los clientes sino también calidad. Tener un chat en la web que no se responde nunca o correos electrónicos que se acumulan, no tiene sentido. 

Evalúa tus capacidades e implementa canales de comunicación que puedas administrar de forma rápida y eficiente. Actualmente, plataformas como Whatsapp o Facebook Business, por ejemplo, ofrecen muchas herramientas para el manejo eficiente de los requerimientos y el traspaso de la información entre personas del mismo equipo. Determina lo que mejor funciona para ti y abre los canales que podrás administrar mejor. Incluso es recomendable establecer horarios en que estos canales estén operativos, así tus clientes sabrán cuándo pueden ponerse en contacto contigo. 

¿Tienes dudas sobre cómo implementar tu sitio o quieres actualizarlo para que cumpla los nuevos requerimientos de tus clientes? Te ayudamos, ponte en contacto con nuestro equipo aquí

 

close

Recibe las últimas noticias y novedades

No te quedes fuera de la revolución digital

Nunca enviamos spam ni compartimos tu dirección de correo electrónico.